Sobre poemas de Luis G. Urbina tomados de “Lámparas en agonía”

Por Alejandra Santiago Cruz

| Estudiante de ingeniería geológica, Facultad de Ingeniería, UNAM

 

El objetivo personal del ensayo es presentar a este poeta mexicano a través del análisis de algunos de sus poemas e invitar a cualquier lector a descubrir la belleza sencilla de su poesía.

En general, estos poemas tratan de amores que no pudieron ser, pero que traen una combinación de recuerdos, agradables algunas veces, pero en su mayoría tristes. El tiempo pretérito es muy frecuente en ellos y el protagonista de los poemas sufre, pues sabe que el tiempo no puede regresar. Eso me hace pensar que Luis G. Urbina escribió estos poemas en una edad madura, puesto que existe una constante lamentación por la pérdida de la juventud. Sin embargo, a través de los recuerdos reviven las historias. El poeta se vuelve joven de nuevo y los sueños truncados, los amores frustrados, la juventud perdida, se convierten en  sentimientos de nostalgia y melancolía mezclados.

La nostalgia según la Real Academia Española (RAE) es:

“1. f. Pena de verse ausente de la patria o de los deudos o amigos.”

“2. f. Tristeza melancólica originada por el recuerdo de una dicha perdida.” (2016)

En el caso de este ensayo, será de mayor utilidad la segunda definición. Otra definición encontrada y que me pareció correcta es:

“Sentimiento de pena por la lejanía, la ausencia, la privación o la pérdida de alguien o algo queridos” (Oxford, 2016)

La nostalgia es un sentimiento traído por los recuerdos de situaciones felices que algún día vivimos. Sin embargo, no es sólo recordar como un ejercicio de memoria, si no, estos recuerdos se siembran en nuestro sentir y afectan nuestras emociones diarias, es ahí cuando se transforma en un sentimiento.

“La nostalgia es el sufrimiento causado por el deseo incumplido de regresar. Dependiendo a dónde se quiera regresar existen tres tipos de nostalgia” (Guix, 2011):

  • Nostalgia sentimental: Este tipo de nostalgia es generada por la lamentación de pérdidas en la vida como los amores pasados.
  • Nostalgia de retorno: Es la nostalgia producida por regresar al hogar. Añoranza de volver al lugar de origen después de estar lejos y pensar que no hay un lugar mejor para vivir, encontrando bienestar al recordar viejas emociones.
  • Elogio del tiempo pasado: Se refiere a la nostalgia que tienen las personas que se aferran al pasado y lo mantienen vivo.

El pasado es pieza clave para la nostalgia, pues se sabe que el tiempo no regresa, lo que conlleva a entender que no se volverá a ser feliz como antes. Se dice que pensar demasiado en el pasado es malo pues genera dolor pero se ha descubierto lo contrario.

Algunos estudios psicológicos (Sedikides, C., Wildschut, T., Routledge, C., & Arndt, J., 2003), revelan que algunos grupos de personas sometidas a un sentimiento de nostalgia presentaron los siguientes comportamientos:

  • Un refuerzo en los vínculos sociales, no sólo de carácter romántico, sino referido a amigos o cultura predominante. Se sienten “menos solos”.
  • Mayor nivel de experiencias positivas.
  • Mayor nivel de autoestima.
  • Menor nivel de ansiedad de separación.” (Alemán González,2015)

Con ello se ha concluido que la nostalgia puede ser benéfica para nuestra salud mental. Puede provocar sensaciones positivas al recordar el pasado, permite aprender de él y ayuda a superar las situaciones dolorosas haciendo que  las personas se vuelven más conscientes de sí mismas.

No obstante, en algunos poemas de Luis G. Urbina no sucede esta ayuda de la nostalgia para crear sentimientos positivos, si no, la nostalgia desencadena una ligera tristeza que me parece melancolía. Para ello, sólo daré una breve definición de melancolía dado que Urbina sólo pone un ligero toque de este sentimiento, además melancolía es una palabra muy fuerte pese a que se tiene otro concepto de ella.

Melancolía: “1. f. Tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente, nacida de causas físicas o morales, que hace que quien la padece no encuentre gusto ni diversión en nada.” (RAE, 2016)

Otras definiciones dicen que la melancolía es un estado psíquico, una tristeza honda que conlleva a la depresión y ésta última al suicidio (Grippo, 2012). Reitero, que el suicidio y la depresión no es el caso de los poemas que confieren a este ensayo, ni tampoco de unos sentimientos tan positivos como nos afirman los estudios de la nostalgia. Es por eso que a mi parecer es una combinación entre nostalgia y una ligera melancolía, ya que por un lado el poeta recuerda sucesos felices del pasado pero con un dejo de tristeza, como se ve en los siguientes análisis.

Terquedad amorosa (soneto)

En este poema se tiene a una persona que recuerda con fuerza un amor que terminó porque una de las partes dejó de amar a la otra y se alejó, entonces la persona que escribe el poema sigue amando a la que se fue.

En la primera y segunda estrofa se encuentra el recuerdo, elemento fundamental de la nostalgia. Lo que recuerda es la voz del ser amado, esta hace que se vaya el sufrimiento, por lo tanto son recuerdos felices. Se observa una connotación a la nostalgia sentimental por ser un amor del pasado.

Me doy cuenta que el poeta está recordando esto en una edad madura cuando usa la metáfora de la Primavera como juventud y la de “se cubre de nieve la pradera…” como envejecer en la tercer estrofa, dando a entender que el amor entre los dos, para él no terminó cuando eran jóvenes, si no, quedó guardado dentro de él a pesar de que esté envejeciendo. Otra prueba más de la nostalgia sentimental, pues añora y retiene su antiguo amor, a pesar del tiempo. Se aferra a este suceso, donde se siente el tercer tipo de nostalgia (Elogio del pasado).

Tal vez este poema sea una excepción de la nostalgia como forma de crear actitudes positivas, ya que en los últimos dos versos Luis G. Urbina apela a la esperanza de seguir creyendo en el amor.

Más allá de la melancolía.

En mi opinión este poema describe claramente el proceso de la nostalgia.

Vuelve a estar presente el elemento del recuerdo, pero esta vez traído por una rosa seca, olvidada entre los papeles. Entonces comienza el estado de nostalgia cuando Urbina escribe: “Y la memoria, por la curiosidad esclarecida, empezó a urdir su tela de añoranzas.”.

Comienzan a aparecer en su mente las mujeres amadas, pero no vienen sólo así, si no, tales recuerdos comienzan a generar un sentimiento profundo que lo hace reflexionar sobre los cambios que ha habido en su vida, lo que llama “metamorfosis misteriosas”. Esto es lo que la nostalgia produce: un encuentro contigo mismo y un sufrimiento también, por esas mismas transformaciones de ideales juveniles a realidades de vejez. Además volvemos a ver la añoranza de los amores frustrados como un ejemplo de la nostalgia sentimental. Sin saber a ciencia cierta de quién era esa rosa, fue un pretexto para seguir remembrando.

Viene después el momento de la tristeza. Vaga melancolía que Urbina resalta con los siguientes versos:

Nombres, fechas, lugares, episodios,

músicas y matíces de mi vida,

vinieron evocados ágilmente por mi dócil tristeza[…]

Esta parte significa que sus recuerdos fueron motivados por la tristeza, además en unos versos más adelante vuelve a entristecerse por la pérdida de su juventud, lo que será un tema  reiterativo en sus poemas. En los últimos versos del poema, también podemos encontrar restos de melancolía cuando compara la rosa con su vida amorosa, siendo una tristeza del presente resaltada por la nostalgia.

A un amigo corriente (soneto)

Este es un poema dedicado cien por ciento a la melancolía. Se puede relacionar el significado de melancolía con él.

En la primera estrofa, Urbina habla de una tristeza profunda que viene desde el fondo de su corazón; la melancolía. Detonado tal vez por algún recuerdo, comienza a llorar.

En la segunda estrofa:

[…] si, rompiendo la íntima coyunda,

toca el dolor, que encadenado tuve,

con sus radiantes alas de querube

mi frente, de amplitud meditabunda,[…]

Una coyunda significa una correa o unión fuerte, entonces cuando su llanto y tristeza llegan a ser tan profundas se convierten en dolor e inundan su mente. Esto ya tiene toques ligeros de depresión. Entonces se niega a ser consolado pues ¿quién dice que no hay un placer en estar triste?, es decir, no encuentra un gusto en nada más que en su dolor. Último elemento de la definición de melancolía hecha por la RAE.

¡Qué noche tan azul!

Comienza el poema diciendo que el protagonista se encuentra enfermo, tal vez viejo, y recuerda cosas que alivian su soledad. Aquí la nostalgia sirve para sentirse menos solo. Estos recuerdos provienen de una noche con brillo plateado y un ambiente tranquilo, entre el paisaje se alza una casita con la ventana de un balcón encendida, lo que trae a su memoria, de nuevo, un amor de juventud. Vuelve la nostalgia sentimental, se nota que se sentía muy feliz en esa época, con esa persona. Recuerda a la perfección su olor, el brillo de sus ojos, entre otros detalles. Fue una noche de amor y reflexiones juveniles. Añora ese momento feliz, nos podemos dar cuenta cuando dice:

[…] aquella noche mágica fue una

visión de luz y ensueño…

Viene un poco de melancolía desencadenada por sus reflexiones en los siguientes versos:

¿Dónde estás juventud? (Nadie responde.

El corazón te implora.)

¿Y tú, chiquilla enamorada, dónde?

(Nadie responde. El corazón te llora)

Sin embargo, en este caso la nostalgia da un soplo de alegría en su tristeza de enfermo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*